Aprovechar transformación: gas natural ¿negocio o estrategia?

278 0

En México requerimos ante la situación actual, un cambio de política energética que teja una relación entre la industria de hidrocarburos y eléctrica

 

Ramses Pech

Grupo Caraiva – León & Pech architect

 

La naturaleza no ha dado una lección. Yo ¡CONTROLO EL CLIMA!

En México no hemos entendido, desde el descubrimiento del campo Cantarell; en la forma de utilizar a la energía primaria como el crudo y el gas, en cómo aprovechar al máximo su transformación en una fuente transportador de ella, para su aprovechamiento en nuestras actividades necesarias en el desarrollo económico.

Los planes en política energética se han limitado a decisiones sexenales con una vocación hacia el ingreso que la nación requiere. Esto podemos percibir en el 2008 al 2009, cuando el precio de barril fluctuaba por arriba de los 60 dólares.

Las decisiones tomadas a partir de esta fecha fueron en apostar en la extracción de crudo para su envió a las refinerías, y gran parte para la exportación. Este último, jugamos con la fórmula de tener más divisas, y por ende un mayor pago por pare de la empresa productiva del estado por el derecho de extraer, esto fue por muchos años, y continua a nuestros días siendo la caja chica del país, para a completar el gasto corriente.

Al iniciar la segunda década de este siglo XXI, Estados Unidos invirtió bajo dos conceptos, y a los que MEXICO NO ENTENDIÓ.

 

Incrementar la producción en:

  1. Crudo para reducir la importación.
  2. Gas natural para producir electricidad en el futuro.

 

Esta política no fue, y no ha sido modificada por las administraciones en cada periodo, y esto lo vimos el día 27 de enero con el presidente Joe Biden, a donde indico que “No prohibiría la fractura hidráulica en formaciones no convencionales”. En estas zonas, es a donde sale el gas natural que nosotros importamos (Shale).

El viernes 12 de febrero a según información de la SENER, importábamos en el sistema SISTRANGAS 3,367 Millones de pies cúbicos, y hubo una contracción del 57% (1,920 MMpc) al día 16. Ver tabla.

La Comisión Federal de Electricidad comentó que: “En 4 días ha tenido una pérdida de alrededor de 20 mil millones de pesos” por concepto en la variación del precio del gas; este mismo monto de dinero pudiera ser invertido en la Cuenca de Burgos al perforar 400 pozos nuevos, y pudieran producir 1,200 MMPcd. Disminuyendo el déficit actual que tenemos, y actualmente dependemos del  72% en la importación.

En México requerimos ante la situación actual, un cambio de política energética que teja una relación entre la industria de hidrocarburos y eléctrica. La primera es quien da, y daría gran parte de la energía primaria para su transformación, como el gas natural, y por medio de la tecnología convertir en portadores como la electricidad.

 

Actualmente en EUA:

  • Hay aproximadamente 400 instalaciones de almacenamiento activas en 30 estados.
  • Alrededor del 20 por ciento de todo el gas natural consumido durante la temporada de calefacción invernal de cinco meses cada año, es suministrado por almacenamiento subterráneo.
  • EUA consume alrededor de 120 mil millones de pies cúbicos de gas por día en promedio. Tienen una reserva de almacenamiento de alrededor de 22 días. Producen en forma diaria 90 mil millones de pies cúbicos diarios. Nosotros en México 1.3 Mil millones.

Esto significa que en México debemos de empezar a invertir en almacenamiento, producción e infraestructura de transporte en gas natural seco. A lo cual, debería haber una coordinación entre la inversión pública e privada, no por la agenda de cada una, sino por el bien de la nación para el futuro.

Es gas natural podrá ser, no un negocio para la administración, pero para la seguridad energética del país sí.

Debemos de tomar el ejemplo de nuestro vecino, el cual aprendió en crear un modelo de crecimiento económico en base a la energía, al evaluar que materias primas (energías primarias), debería tomar en función de la cantidad, calidad, y renovación para poder tener una seguridad, autonomía y soberanía energética.

Hoy tenemos que evaluar en México que la salsa energética, a donde estará la industria de hidrocarburos-eléctrica, no importa de quienes son los chiles para hacerla, lo importante que sean baratos, paguemos porque estamos a gusto, y pueda ser continuo en tenerlo para cada vez que queremos comer un taco.

Nuestro taco, es cada actividad que realizamos en la industria, comercio, hogar, empresa, y transporte, siendo que dentro de una década casi todas las actividades necesitan de energía eléctrica, a la cual deberá haber un Mix con gas natural y energías limpias, en una proporción del 50% de cada una.

Los hidrocarburos proporcionan la materia prima para generar portadores de energía: Combustibles y Electricidad. Ahora debemos de definir, el cómo y para que necesitamos la energía, debido a que entre más recursos naturales tomemos de la naturaleza o materia prima, y no la aprovechemos estaremos incrementando al cambio climático, como hoy día estamos visualizando en esta forma de decirnos la naturaleza, ¿Quién controla al clima?

Aprenderemos a visualizar que el mundo, requiere de transforma las energías que perduren en un mayor tiempo y menor costo.

Preparémonos ante el cambio climático, y la necesidad de tener materias primas para no depender de otros.

Related Post