Plan de rescate de la infraestructura actual

Plan de rescate de la infraestructura actual

109 0

La meta es poner al 100% las seis refinarías en 2021, tienen capacidad instalada para generar 600 mil barriles diarios de combustibles; pero sólo procesan 38% de su potencial .

La primera refinería que se construyó en territorio nacional fue la “ Francisco I Madero” en Ciudad de Madero, Tamaulipas, en 1914; actualmente tiene un capacidad de procesamiento de 190 barriles diarios de petróleo y es la más improductiva de todas, en virtud de que durante la mayor parte de 2018 estuvo parada por reparaciones y ahora procesa alrededor de 23 mil barriles diarios.

En 1950 entró en operaciones la refinería “Antoinio M. Amor” en Salamanca, Guanajuato, cuya capacidad actual es de 220 mbd de crudo y refina sólo 153 mbd.

La refinería “Lázaro Cárdenas”, de Minatitlán, Veracruz, fundada en 1956, puede procesar 2585 mbd pero hoy sólo industrializa 31 mbd.

Para 1976 fue inagurado refinería “Miguel Hidalgo”, en Tula, Hidalgo, cuya reconfiguración permite procesar 315 mbd, pero podría llegar a 140 mbd.

En 1979 empezaron a funcionar la “ Héctor Lara Sosa” en Cadereyta, Nuevo Leó, con capacidad de 275 mbd, y la “Antonio Dovalí Jaime” en Salina Cruz de Oxaca,  configurada para refinar 330 mbd de crudo; hoy procesan 118 y 164 mbd, respectivamente.

REHABILITACIÓN

Para mejorar la soberanía energética en tres años, el Plan Nacional de Refinación considera la reconfiguración de estas seis refinerías y la construcción de otra en Tabasco.

Con una inversión de 75 mil millones de pesos adicionales al presupuesto de Pemex, se reconfigurarán las refinerías para que operen al 100% y lleguen a procesar 1 millón 460 mil bdpc.

Fuentes externas detallan en qué consisten los trabajos de reconfiguración en las refinerías para que trabajen al tope de su capacidad.

En el caso de la planta en Ciudad Madero, que desde el año pasado está en proceso de rehabilitación, antes de que concluya 2019 se podrá en operación el segundo tren de refinación.

El Salamanca se harán dos intervenciones que permitirán elevar la producción hasta un 75% en una primera etapa, mientras que en Minatitlán se rehabilitará un planta y se procederá a cambiar un catalizador.

Los trabajos para rehabilitar la refinería de Tula consisten en la instalación de una planta abandonada de H-Oil, mientras que Cadereyta sólo se están realizando tareas de mantenimiento a los equipos dinámicos.

Finalmente, en la factoría de Salinas Cruz está proyectando reconstruir el sistema de recepción de crudo y distribución de plantas primarias.

Related Post

Hello world!

Posted by - enero 15, 2019 0
Welcome to WordPress. This is your first post. Edit or delete it, then start writing!