Tren no pasará por Playa del Carmen, informan Fonatur y Sedatu

121 0

No se afecta a terceros ni la actividad económica de la región; se va a cumplir el objetivo de terminar en tiempo la obra

De Cancún a Tulum, el Tren Maya se moverá a ras de tierra y no será elevado ni pasará por el área urbana de Playa del Carmen, además que en la zona no existe una expropiación inmediata, sino un proceso legal para adquisición de terrenos de manera concertada con los propietarios, todo lo cual permitirá concluir la obra en el tiempo previsto para 2023.

Así lo informaron durante una conferencia de prensa en Cancún el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer Falcón, y el director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Javier May Rodríguez, previo a un recorrido por el tramo 5 de ese proyecto prioritario del Gobierno de México.

En su mensaje, el secretario Román Meyer aclaró que el procedimiento iniciado en el tramo 5 norte no es ninguna una expropiación inmediata, sino un proceso legal para la adquisición de los terrenos de manera concertada con los propietarios.

“Es un proceso administrativo, en su gran mayoría son procesos de expropiación concertados y en próximos días se estarán llevando a cabo los levantamientos topográficos con la finalidad de no afectar las zonas urbanizadas”, explicó el servidor público.

Meyer Falcón subrayó que todo el proceso de adquisición de tierras se ha conducido con total transparencia y legalidad, respetando el derecho de audiencia de quienes así lo consideren. Reiteró que ya hay acuerdos previos de compraventa y expropiación concertada con más de 70 por ciento del universo de 198 predios en los municipios de Benito Juárez, Solidaridad y Puerto Morelos, en Quintana Roo.

ES LA MEJOR DECISIÓN

Por su parte, el titular de Fonatur, Javier May Rodríguez, subrayó que es totalmente falso el rumor de que se va a llevar a cabo un proceso expropiatorio sin consultar a los ciudadanos y destacó que el hecho de que el Tren Maya no sea elevado ni pase por zona urbana es la mejor decisión porque no se afecta a terceros ni la actividad económica de la región y se va a cumplir el objetivo de terminar en tiempo la obra.

“El Tren Maya va a ras de tierra, no se va a elevar y no se va a usar la zona urbana, esta decisión nos permite decir que la obra se va a concluir en tiempo”, expuso May Rodríguez al indicar que el Tren Maya va a detonar más la economía de la región turística y va a facilitar el traslado de muchas personas a sus centros de trabajo, entre otros beneficios.

Cabe mencionar que la obra del Tren Maya ha permitido el rescate y trasplante de alrededor de 22 mil árboles que se encontraban en el camellón de la autopista 307, los cuales han sido reubicados en espacios públicos, avenidas y parques de Playa del Carmen, Puerto Morelos y Cancún. Se trata de especies como ceiba, cedro y palmas.

Expropiarán terrenos para obra ferroviaria

El pasado lunes 17 de enero se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Declaratoria de Utilidad Pública mediante la cual el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Guillermo Meyer Falcón, anunció la expropiación de 2.4 millones de metros cuadrados (240 hectáreas) de propiedad privada en los municipios de Benito Juárez (Cancún), Puerto Morelos y Solidaridad para el tramo 5 norte del Tren Maya.

En el documento se enlistan las ubicaciones y sus correspondientes dimensiones de un total de 198 predios de propiedad privada que serán expropiados por el gobierno federal, de los cuales 22 se encuentran en Benito Juárez, 142 en Solidaridad y 34 en Puerto Morelos.

Se asegura en la declaratoria que “se cumple con la causa de utilidad pública prevista en el artículo 1o., fracción III Bis de la Ley de Expropiación, ya que se trata de la construcción de una obra de infraestructura pública, cuya finalidad es atender y satisfacer las necesidades de la población en general, tanto para los turistas como para los habitantes de las localidades ubicadas dentro de la Península de Yucatán”.

En el tercer punto de la declaratoria se establece que los dueños de la tierra tendrán un plazo de quince días hábiles a partir de la notificación o de la segunda publicación en el DOF para manifestar lo que a su derecho e interés convenga y presenten las pruebas para acreditar su derecho.

Por último se anuncia que procederán “a la ocupación inmediata de los predios involucrados, previo convenio con los dueños de los mismos, de conformidad con el artículo 9 Bis fracción III de la Ley de Expropiación”.

El tramo 5 norte para el cual se destinarán las tierras expropiadas ha sufrido varios cambios en los últimos meses. Aunque estaba anunciado para ser un tramo elevado al centro de la carretera Cancún-Tulum, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo desistió de ese plan argumentando problemas en el subsuelo de la zona que hacían muy complicado mantener una estructura elevada.

Aunque no se ha precisado con exactitud el nuevo trazo, se sabe que correrá a un costado de la carretera y obliga al gobierno federal a la adquisición de nuevos derechos de vía.

Related Post