Proyecto Tren Maya: Desierta licitación para tramo 5

48 0

El Fonatur determinó que era insolvente la propuesta del consorcio liderado por BlackRock, única propuesta para dicho tramo

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) declaró no solvente la propuesta económica de BlackRock para la construcción del tramo 5 del Tren Maya y la modernización de la carretera Tulum-Cancún, por lo que al ser la única que se recibió, se declaró desierta la licitación pública para este proyecto.

En su propuesta, la empresa privada planteaba una inversión total de 16 mil 750 millones de pesos para todas las obras, de los cuales el 22% corresponde a capital de riesgo, tres puntos menos de lo mínimo requerido en la convocatoria.

“Como consecuencia de que únicamente se presentó una propuesta en el procedimiento de contratación y esta no reunió los requisitos solicitados en las bases generales, la convocante (Fonatur) ha determinado declarar desierto el concurso publicó”, indicó el Fonatur en el documento.

En la propuesta de BlackRock, que era una obra de Asociación Público Privada, se estipulaba que actualmente la carretera Tulum-Cancún está conformada solamente por dos carriles, por lo que se preveía aumentarla a seis, mientras que en el tramo de Playa del Carmen-Tulum, en la parte central, se ubicará el proyecto ferroviario.

La licitación del tramo 5 del proyecto ferroviario era el último que se iba a lanzar, ya que el sexto y séptimo ya se otorgaron a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Respetamos fallo: BlackRock

Por su parte, la empresa BlackRock afirmó respetar la decisión del gobierno federal e indicó que se se inscribieron en este concurso “conscientes de que nunca hay garantía de resultar ganadores”, por lo que opinan que el resultado fue transparente.

“Cabe resaltar que la ruta en este tramo fue estudiada durante varios meses para aprovechar al máximo el derecho de vía de la carretera existente y así minimizar la necesidad de más terreno para la vía, evitar daño a la flora y fauna, y respetar la zona de cenotes y sitios arqueológicos existentes entre Cancún y Tulum”, señaló.

 

Propuesta desechada

BlackRock planteaba una inversión total de 16 mil 750 millones de pesos

 

– En su propuesta no solicitada para competir por el Tramo 5 del Tren Maya planteaba cambios radicales en las vías carreteras que hoy unen el corredor turístico Cancún-Tulum, el cual posee la mayor densidad de cuartos de hotel del país, con más de 90,000 llaves.

– El proyecto planteaba construir una vía elevada que recorriera toda la mancha urbana de Playa del Carmen del lado del mar, paralela a los puentes vehiculares que actualmente transitan en ese tramo.

– La vía correría por el centro de la carretera federal de cuatro carriles por casi todo el trayecto entre Cancún y Tulum, exceptuando sólo la mancha urbana de Playa del Carmen, donde la vía se adentraría a la ciudad mediante un viaducto elevado, paralelo a los actuales puentes vehiculares, para luego reincorporarse al centro de la arteria federal.

– Se demolerían los puentes que atraviesan actualmente la cabecera municipal de Puerto Morelos, así como el puente ubicado frente al hotel Moon Palace.

Ya no será mediante APP: Jiménez Pons

El relanzamiento de la licitación del Tramo 5 del Tren Maya ya no será bajo el esquema de asociación público-privada (APP), sino como obra pública, igual que el resto de las tres licitaciones anteriores, aseguró Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

“Incluirá de nueva cuenta la ampliación de la carretera a seis carriles para abrir paso a la vía del tren al centro de la autopista, con el objetivo de permitir una doble vía para el traslado de carga y pasajeros en ese tramo”, explicó.

Esta parte técnica de la licitación, dijo, ya estaba resuelta por BlackRock en la propuesta no solicitada que presentaron, aunque no lograron solventar la parte económica, lo que influyó en el resolutivo final para declarar desierta la licitación.

Jiménez Pons recordó que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya había dejado entrever que no quiere financiamientos que resulten “muy onerosos para el país”, por lo que se optará por la opción de recursos públicos para este tramo.

Al cuestionar a Jiménez Pons  si existe la posibilidad de que el Tramo 5 sea entregado al Ejército para su construcción, como sucederá con los tramos 6 y 7, afirmó que no es una opción contemplada por el presidente, ya que el trayecto de Cancún a Tulum es uno de los más rentables de todo el recorrido y requiere experiencia no sólo en el proceso de trazado y edificación, sino en la operación del mismo, ya que será un tramo de doble vía para el traslado simultáneo de carga y pasajeros.

Related Post