En el Puerto de Veracruz, nueva terminal de hidrocarburos

194 0

Cuenta una capacidad de 2.1 millones de barriles de almacenamiento para gasolina, diésel y turbosina

 

Inauguran la terminal marítima de productos refinados de la empresa IEnova en el nuevo puerto de Veracruz, la cual cuenta una capacidad de 2.1 millones de barriles de almacenamiento para gasolina, diésel y turbosina.

La terminal, cuyo principal usuario y cliente comercial será Valero México, cuenta con una capacidad de 2.1 millones de barriles de almacenamiento para gasolina, diésel, turbosina y MTBE. Durante su construcción se generaron más de 5,500 empleos directos e indirectos y se requirió una inversión total superior a los 6 mil millones de pesos, además de que se realizó una donación para el programa de restauración de arrecifes del Acuario de Veracruz. Valero México ya inició operaciones, ya que obtuvo un acuerdo de largo plazo para importar combustibles.

La inauguración contó con la presencia de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, y el gobernador del estado, Cuitláhuac García. Durante la inauguración, Nahle expresó que con la terminal se garantiza el abastecimiento de combustibles para los 126 millones de mexicanos, pues se suma a las 77 terminales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y las 10 terminales privadas, por lo que el almacenamiento para gasolinas ahora es para 20 días de consumo, explicó.

“Eso se llama balance energético. Eso hemos estado haciendo en este gobierno: cuidar las inversiones, los combustibles, los energéticos”, agregó. Manifestó que México va caminando a una transición energética y que los inversionistas pueden tener la seguridad de que el gobierno es serio y de que existe un adecuado balance.

La Terminal de Refinados en Veracruz forma parte de un proyecto logístico junto con dos terminales de almacenamiento terrestres que construye IEnova en la zona de Puebla y en el Valle de México, las cuales aumentarán la disponibilidad de combustibles en la región centro del país.

IEnova construye y operará esas dos terminales terrestres, cuya capacidad será de 500,000 y 800,000 barriles, respectivamente. Valero México ha contratado la capacidad de las dos terminales. La terminal marítima, más las dos terminales terrestres, requirieron una inversión cercana a 350 millones de dólares.

Por su parte el gobernador de la entidad Cuitláhuac García Jiménez, que a pesar de la pandemia por COVID-19, la terminal logró consolidar su construcción en un tiempo considerable.

Asimismo, destacó “el gobierno de Veracruz está en la misma línea de las políticas públicas del presidente Andrés Manuel López Obrador, del gobierno federal y de la Secretaría de Energía”, ya que la coordinación permite atraer estas inversiones. También coemntó que el gobierno de la entidad siempre apoyará la inversión que genere empleo y desarrollo a la región.

 

Prevén duplicar importaciones de gasolina

El fabricante y comercializador de combustibles Valero, informó que a raíz de la inauguración de la terminal de almacenamiento de hidrocarburos de la empresa IEnova, prevén duplicar su volumen de importaciones de gasolina, señaló su director Carlos García.

La terminal marítima de hidrocarburos propiedad de IEnova, inició formalmente su operación con una capacidad de almacenamiento de más de 2 millones de barriles, de la que el usuario principal es Valero.

Con esta terminal Valero podrá suministrar combustibles de alta calidad a distintas regiones del país, entre ellas la Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco y Puebla, zonas de alta demanda, apoyando de esta manera, en el largo plazo, a la seguridad energética de esta importante región del país explicó la compañía en una conferencia.

Carlos García dijo que Valero importa en promedio un volumen entre 6 y 7 millones de litros diarios de combustibles para atender al mercado mexicano, el equivalente a 40 mil barriles diarios.

Este complejo es uno de ocho proyectos en el país con los que Valero contará en cuanto a infraestructura de almacenamiento y logística para asegurar el suministro desde sus refinerías a sus distribuidores y clientes finales.

Sobre cómo afectó las bajas temperaturas a las refinerías de la empresa en Texas, Carlos García comentó que la semana pasada se vivió una situación que no se vive en esa parte de Estados Unidos, pero las refinerías están regresando a la normalidad.

«Para el caso de México no hemos visto nuestro suministro que viene de las refinerías afectadas. Parte tenía que ver que ya teníamos el producto en varios puntos de Estados Unidos listos para embarcar. No hemos visto ninguna interrupción».

Related Post