Moody’s coloca en perspectiva negativa a la industria petrolera mexicana

257 0

La calificadora Moody’s Investors colocó en perspectiva negativa a la industria petrolera mexicana, según su reporte «Petróleo y gas, metales básicos y acero. Panorama 2021».

En misma perspectiva colocó a la industria petrolera de Argentina, mientras que a la de Brasil y Colombia le otorgó perspectiva estable.

La firma explicó que la perspectiva negativa de México se debe a la débil recuperación de la actividad económica prevista para el 2021, ya que ese desempeño impedirá mayor demanda de combustible.

A su vez, destacó que la inversión mexicana en exploración y producción se centrará principalmente en Petróleos Mexicanos (Pemex), y que su capacidad es limitada para incrementar sus inversiones y cumplir con las metas de producción y de reservas.

Destacó que el crecimiento de la rentabilidad de Pemex en el 2021 -reflejado en el indicador Ebitda- dependerá de los precios del petróleo y de los niveles de producción.

«El crecimiento del EBITDA depende de los precios de las materias primas, lo que limita la capacidad de aumentar las inversiones y cumplir con los objetivos de producción y reservas», comentó Moody’s.

Destacó que en la industria la generación de flujo de caja es débil ante los bajos precios del petróleo y que, por otra parte, hay vencimientos de deuda y subinversión.

No obstante, recordó que el apoyo gubernamental a la industria petrolera a través de Pemex es alto e implícito.

Respecto a la industria energética de América Latina, la calificadora aseguró que el panorama de 2021 es estable, ya que la actividad petrolera y gasera mostrarán mejora luego de haber llegado a una base muy débil.

La calificadora previó que el próximo año el precio de las materias primas sea más alto y se registre un ligero aumento de la producción de petróleo.

Señaló que esta situación, junto con la disciplina operativa continua, apoyaría un flujo de caja más fuerte en la industria latinoamericana de petróleo y gas.

En cuanto al desempeño del sector de metales básicos en Latinoamérica, la compañía indicó que la recuperación será desigual en 2021.

Comentó que dependerá de los propios fundamentos de la oferta y la demanda del metal y los mercados finales, tras el impulso en 2020 de la recuperación económica temprana de China y su reapertura después de la pandemia de COVID-19.

Con información de El Financiero

Related Post