Pese a mantener recorte mezcla mexicana rebasa los 50 dls.

340 0

Cerró el mes de enero en niveles pre pandemia; el 12, llegó a 52.25 dólares por barril

 

Los precios del petróleo finalizaron la última semana de enero con desempeño mixto ya que las preocupaciones en torno a la debilidad de la demanda, a raíz de la pandemia, contrarrestaron el sentimiento alcista provocado por el próximo recorte en el suministro de petróleo de Arabia Saudita.

La mezcla mexicana de crudo cerró en 51.18 dólares, o un aumento de 0.10%, el precio del barril de petróleo estadounidense, o West Texas Intermediate (WTI), bajó 0.27% a 52.20 dólares por barril y el crudo del Mar del Norte, o Brent, ganó 0.63% a 55.88 dólares el barril.

En enero, el crudo mexicano subió 8.52%, el WTI ganó 7.6% y el Brent avanzó 7.9%, con lo que los tres sumaron su tercer mes de ganancias al hilo.

En febrero y hasta marzo, Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo en el mundo, reducirá su producción en un millón de barriles por día. El cumplimiento de las restricciones a la producción forma parte de un compromiso que hizo con la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, conocidos como OPEP+.

Aunque lo anterior quitó algo de presión a las expectativas de mayor oferta de crudo, el optimismo se ha estado desacelerando debido al estancamiento del lanzamiento de vacunas y a las nuevas cepas de coronavirus altamente contagiosas, lo que ha endurecido el confinamiento de las personas.

“La propagación de nuevas cepas de coronavirus ha llevado al endurecimiento de las medidas de confinamiento, lo que también trae consigo nerviosismo en torno a la recuperación económica global”, escribieron analistas de Banco Base, en un reporte.

De esta forma, el precio de la mezcla mexicana de crudo se ubicó en un promedio de 46.20 dólares por barril en el primer mes de año, frente a los 42.10 dólares con el que el gobierno mexicano basó su presupuesto 2021.

Pero prevalecen los riesgos para el mercado petrolero, debido a que los retrasos en la inoculación de las poblaciones impedirán aligerar las medidas estrictas de distanciamiento social propiciando un posible estancamientos en la recuperación económica global.

Como ejemplo, Canadá prohibió a partir del domingo 31 de enero todos los vuelos a México y el Caribe hasta el 30 de abril, con lo que la demanda de combustible se ve afectada, al tiempo, claro, de dañar al débil sector de viajes.

Medidas similares han aplicado países que van desde Perú, hasta naciones europeas que buscan limitar la propagación de las nuevas cepas del virus SARS-CoV-2 que han surgido en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

 

Pronostican precios ‘estables’ hasta 2022

En su Perspectiva Energética a Corto Plazo (STEO) de enero, la Administración de Información Energética (EIA) de EE. UU. Espera que la demanda mundial de líquidos derivados del petróleo sea mayor que la oferta mundial en 2021, especialmente durante el primer trimestre, lo que provocará recortes de inventario. Como resultado, la EIA espera que el precio del petróleo crudo Brent aumente de su promedio de diciembre de 2020 de 50 dólares ($) por barril (b) a un promedio de $56 / b en el primer trimestre de 2021. Asimismo, se espera que el precio Brent promedie entre $51 / b y $54 / b trimestralmente hasta 2022.

La EIA espera que el crecimiento en la producción de petróleo crudo de los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y países socios (OPEP +) sea limitado debido a un acuerdo multilateral para limitar la producción.

Arabia Saudita anunció que recortaría voluntariamente la producción en 1,0 millones de b / d adicionales durante febrero y marzo. Incluso con este recorte, la EIA espera que la OPEP produzca más petróleo que el año pasado, pronosticando que la producción de crudo de la OPEP promediará 27,2 millones de b / d en 2021, frente a un estimado de 25,6 millones de b / d en 2020.

La EIA pronostica que la producción de petróleo crudo de Estados Unidos, excluyendo el Golfo de México, disminuirá en el primer trimestre de 2021 antes de aumentar hasta fines de 2022. En 2021, la EIA espera que la producción de petróleo crudo en esta región promedie 8,9 millones b / d y la producción total de petróleo crudo de EE. UU. promediará 11.1 millones de b / d, que es menos que la producción de 2020.

Related Post