Opinión: Razones del Centro Nacional de Control de Energía y la respuesta del CCE

118 0

Por Edgar Ocampo (1) y Rosío Vargas (2)

Si bien el Acuerdo del Centro Nacional de Energía (CENACE 29 de abril, 20209) es impecable en su fundamentación legal y técnica, debe, además, ser objeto de una estrategia de comunicación que haga frente a los cuestionamientos del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), con el fin de que sea comprendida por el público en general ya que el comunicado de prensa del CCE que critica el reciente Acuerdo del CENACE, omite el hecho de que las energías renovables pueden ser un riesgo, en este momento, para la seguridad energética, desde la arista de la confiabilidad para el Sistema Eléctrico Nacional (SEN). La postura del CCE presenta al Acuerdo del CENACE como un atentado al medio ambiente, a la libre competencia, al tiempo que cuestiona su legalidad misma.

En el caso del cuestionamiento a la legalidad al papel de la SENER queda claro en el Acuerdo, que la secretaría es la entidad responsable, además de estar institucionalmente por encima de la CRE. En cuanto a la competencia a la que refiere el CCE, hay que cuestionar la eficiencia o ineficiencia de la generación de las energías renovables para el sistema, en términos de costos y los problemas técnicos que genera la intermitencia en su operación. La teoría económica enarbola la eficiencia como justificación de la supuesta competencia, pero aquí es claro que no hay tal eficiencia. Solo se trata de justificar la participación de las trasnacionales que generan esta forma de energía.

El comunicado del CCE omite referirse a los constantes problemas en la red que han creado las renovables y que son señalados por el CENACE en el Acuerdo, como las dos desconexiones simultáneas de dos circuitos de 400 kV entre las subestaciones eléctricas “Ixtepec-Juile” que causaron la pérdida de 1,345 MW y 30 MW de generación eólica, así como el fenómeno de oscilaciones electromecánicas en el Sistema Interconectado Nacional que crearon durante el período de pruebas previas a la operación comercial de Centrales Fotovoltaicas. Este fenómeno de oscilaciones electromecánicas es un comportamiento dinámico de intercambio de energía en los Sistemas Eléctricos de Potencia que podrían tener efectos devastadores, según advierte el Acuerdo del CENACE.

La mayor bondad que se atribuye a las renovables como un atributo singular, habría que ponerlo en el contexto de otras formas de energía que también son renovables como el agua, la geotermia y otras que ayudan a reducir el metano. Debe quitarse el atributo “moral” a las renovables con argumentos de tipo técnico, económico y factual, que hacen ver como sacrilegio cualquier medida que atente contra su utilización. Es necesario destacar que esta narrativa es de construcción trasnacional.

El comunicado del CCE también omite señalar que las medidas son de carácter temporal y que sólo estarán vigentes mientras el consumo de electricidad en el país permanezca en niveles bajos ya que las medidas de confinamiento para evitar la propagación del Covid-19 han ocasionado el cierre de oficinas de gobierno, comercios e industria.
Cabe señalar que los desequilibrios que generan las renovables no es exclusivo de México, también se están presentado serios problemas en países europeos en donde la participación de las energías intermitentes crea distorsiones importantes en los mercados eléctricos, tal es el caso de Bélgica en donde la sobreproducción de los parques eólicos ocasionó la caída del precio spot del MWh a -115 euros.

El gestor de la red de ese país, ELIA, el homólogo del CENACE de México, ha tenido que sacar de operación constantemente los parques eólicos, causándoles una pérdida en las últimas 6 semanas de alrededor del 17% de su producción, siendo el punto crítico el lunes 13 de abril, cuando fueron desconectados por 13 horas seguidas. La capacidad instalada en el mar es de poco más de 2,000 MW y ese lunes fueron puestos fuera de servicio 900 MW de generación eólica para evitar el colapso del mercado spot.

El problema que tiene Bélgica es que la mayor parte de su capacidad de base de generación descansa en su parque de centrales nucleares que cuentan con 6,000 MW de potencia y que no tienen la flexibilidad de realizar ajustes rápidos para compensar la entrada o salida súbita de la eólica.

Destacamos algunos aspectos del Acuerdo del CENACE que nos parecen importantes:

• Hay que dejar claro que el tema tiene que ver con un acontecimiento inusitado: el Covid-19 y los problemas que de él se han derivado como es la ralentización económica y la baja en la demanda de energía en general y eléctrica, en particular.

• Esto ha obligado al CENACE a revisar las condiciones de confiabilidad del sistema ante la clara evidencia de una serie de fallas técnicas con corte en abril 29 del año en curso, pero que podrían verse agravadas, en el caso de una mayor baja en el consumo eléctrico.

• Hay que comunicar a la población que un problema de confiabilidad no sólo se traducirá en apagones temporales o por horas; puede llevar a la conflictividad social en el contexto del Covid-19.

• El Acuerdo deja claro en su anexo la relación entre las fallas técnicas y la conexión a la red de las energías renovables. Sería bueno que nos cuantificaran en cuanto se trastocan los márgenes de seguridad operativa (confiabilidad), de continuar estas fallas.

• En el contexto actual de un excedente de gas a nivel nacional, quizá sería la oportunidad de utilizarlo en la generación eléctrica, que de cualquier manera requiere energías de respaldo ante el problema de intermitencia de las renovables. Habría que destacar que el gas natural utilizado en la generación también es un combustible de TRANSICIÓN ENERGÉTICA. Además de ser parte de las energías limpias que sostienen la estrategia de sostenibilidad de México y que apoyan los compromisos para confrontar el Cambio Climático y dar cumplimiento al Acuerdo de Paris.

• Finalmente, me parece que la sociedad debe saber cuánto más le cuesta a la CFE respaldar la generación de renovables, con el problema de la intermitencia. Oportuno dar cifras.

1 Analista y consultor independiente de Energía
2 Doctora, Investigadora del CISAN UNAM

 

Related Post