Campo Zama

73 0

Primer Proyecto Desarrollado entre Pemex y un Privado

 

Se han redoblados sus esfuerzos para cumplir con las metas de la política energética nacional

 

La instrucción que giró la Secretaría de Energía (SENER), el pasado 7 de julio, para  la unificación del yacimiento compartido relacionado con el Campo Zama, es una constancia de cómo la dependencia rectora del sector energético y los órganos reguladores, no solamente han continuado su marcha a pesar de la pandemia, sino que han redoblados sus esfuerzos para cumplir con las metas de la política energética nacional.

La unificación es un procedimiento de ley que se lleva a cabo entre dos o más operadores sobre yacimientos compartidos, que se extienden más allá de los límites de un bloque contractual o un área de asignación. Para eficientar y garantizar la producción se nombra a un solo operador, como práctica usual en la industria petrolera, quien tiene la mayoría de las reservas asume dicho rol.

Vale la pena precisar que una vez acordado los términos de la unificación, durante el proceso de explotación existe un procedimiento de redertiminación, que permite la revisión y ajuste de la distribución del volumen de hidrocarburos para mantener la equidad entre las partes.

De esta manera, el pasado mes de mayo, a solicitud de la SENER la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), emitió un dictamen e información adicional para determinar la posible existencia de un yacimiento compartido relacionado con el Campo Zama, entre la Asignación Uchukil que corresponde a Pemex y el Contrato de Producción Compartida del Bloque 7, otorgado a Talos y Consorciados, lo cual constituye el primer proyecto que será desarrollado entre la empresas productiva del Estado y un privado.

Con base en lo anterior, la SENER determinó la existencia del yacimiento compartido y solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, su opinión, que fue emitida en sentido positivo a mediados  de junio.

Una vez concluido el procedimiento para instruir la unificación, la SENER ha dado un plazo no mayor a ciento veinte días a las contrapartes para que presenten de manera conjunta una propuesta de Acuerdo de Unificación.

Hasta la fecha Talos ha invertido aproximadamente 300 millones de dólares en la perforación de cuatro pozos en el área contratada, donde de acuerdo a tras auditores independientes se localizan el 60 por ciento de las reservas del yacimiento.

Ante la pérdida de empleos, que de acuerdo al INEGI llego a 12.5 millones en abril, y las proyecciones de un desplome de dos dígitos del PIB para el presente año, cobra especial relevancia el punto de acuerdo del diputado Carlos Enrique Martínez Aké, publicado en la Gaceta del Senado de la República, el 20 de mayo de 2020, y turnado a la Tercera Comisión de la Comisión Permanente.

En dicho acuerdo, se expone la necesidad de que el Estado Mexicano reciba de manera oportuna los beneficios de la producción del citado yacimiento, para ello se “…exhorta a Petróleos Mexicanos a convocar a su contraparte Talos y Consorciados, para lograr los acuerdos que les permitan presentar a la Secretaría de Energía un Acuerdo de Unificación para el yacimiento Zama…”

La importancia de acelerar el acuerdo de unificación, en el marco del Estado de Derecho, tomando en cuenta las capacidades financieras y tecnológicas, radica en que se permitirá lograr la primera producción de 120 mil barriles de petróleo por día en 2023 y se incrementará en 160 mil para 2024, llegando casi el diez por ciento de la producción actual del país.

Además de representar 14 mil millones de pesos de inversión para 2021 y generación de más de 4 mil empleos directos, el Estado Mexicano recibirá en 2023 sobre el orden de 15 mil millones de pesos producto de regalías, utilidad operativa e impuestos sobre los barriles de petróleo producidos; destacando que en los próximos 30 años Talos y Consorciados, aportará sobre el 70 por ciento de su utilidad operativa, sin riesgo ni costo para el Estado.

Esto dimensiona la necesidad de concretar los más rápido posible la unificación del yacimiento Zama, para aumentar los ingresos fiscales del Estado Mexicano, que le permita hacer frente a los desafíos económicos y sociales generados por la pandemia.

 

 

Diputado Federal

Presidente de la Comisión de Energía de la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión

www.manuelrodriguez.mx

Related Post