Obras sujetas a dictámenes, INAH debe dar visto bueno a Tren Maya

39 0

El Instituto determinará “metro por metro” la factibilidad del proyecto

Desde octubre de 2018, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tuvo conocimiento del Proyecto del Tren Maya, desde entonces se ponderó el alto potencial arqueológico que podría estar en riesgo por esta obra, la cual de llevarse a cabo, recorrerá cinco estados de la península de Yucatán (Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo), a lo largo de casi 1,500 kilómetros.

A pesar de que el Consejo de Arqueología del INAH, determinó en enero de este año que el proyecto es viable, hizo hincapié en que el proyecto tiene que acompañarse de programas y trabajos arqueológicos apropiados para evitar afectaciones al patrimonio arqueológico.

De acuerdo con el INAH, para evitar afectaciones previstas en la obra, se necesita investigación científica profunda. Por ley, en este organismo recaerá la responsabilidad de determinar metro por metro la factibilidad del proyecto, para ello se solicitó una investigación con sobrevuelos LIDAR, una técnica de teledetección óptica, la cual permite obtener una muestra densa de la superficie y detectar la concentración de vestigios culturales.

Los primeros diagnósticos realizados sobre las rutas proporcionadas o publicadas por el Fonatur ya han podido establecer que la obra incidiría en 31 zonas arqueológicas abiertas; 19 zonas arqueológicas con algún grado de visita; 1,773 sitios arqueológicos (de diversas características) inscritos en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos, Históricos y Paleontológicos; así como en 42 cenotes.

FIRMAN CONVENIO

Para la continuación de los trabajos, el 1 de junio de 2020, Fonatur y el INAH, celebraron la firma del Segundo Convenio Específico de Colaboración, en este documento se expone la necesidad de una Coordinación Administrativa y los requerimientos y lineamientos técnicos para la prospección arqueológica que el INAH realizará en el Eje de Trazo del Tren Maya por medio del proyecto arqueológico U Lu’umil Maaya Wíiniko’ob: Un análisis regional de sureste mesoamericano del proyecto marco de salvamento arqueológico, se trata de la fase de prospección y gestión de datos.

Las acciones iniciarán a partir del 14 de agosto próximo y tendrá vigencia hasta el 13 de agosto de 2021.

Nuevamente incluye recorridos de superficie y ahora excavaciones controladas, además de los análisis de los datos obtenidos a través de los vestigios arqueológicos, así como el registro arqueológico obtenido por medio de la aplicación de tecnología LiDAR, Drones, Estaciones Totales, entre otros.

Esta información será trascendental para el futuro de la zona, pues determinará los criterios para la elaboración de los diagnósticos, dictámenes y el visto bueno de la obra.

Related Post