Suspenden Tren Maya en Yucatán indefinidamente

352 0

La decisión del juez afecta la obra que se construye en los municipios de Mérida, Chocholá e Izamal

 

Una jueza federal concedió una suspensión definitiva que podría impedir, por tiempo indefinido, la ejecución de obras nuevas para el Tren Maya en los municipios de Mérida, Izamal y Chocholá, todos en Yucatán.

Karla Domínguez Aguilar, jueza Tercera de Distrito en Yucatán, otorgó la suspensión definitiva en el amparo 613/2020, promovido por residentes de Yucatán, que alegan que el tren provocará daños ambientales irreversibles y no fue suficientemente consultado con las comunidades.

El Juzgado no publicó los alcances de la suspensión definitiva, pero es probable que sean similares a los de la suspensión provisional que Domínguez concedió el 20 de enero pasado, y que era para los siguientes efectos:

«Que las autoridades responsables se abstengan de realizar actos tendientes a la ejecución del proyecto Tren Maya Fase 1 derivado de la aprobación de la Manifestación del Impacto Ambiental (MIA) el pasado 30 de noviembre de 2020, únicamente en lo que atañe a los municipios de Mérida, Izamal y Chocholá, pues los quejosos son habitantes de dichos municipios, es decir, para que no se ejecute ese proyecto de obra dentro de la zona geográfica de la referida comunidad», había ordenado la jueza.

«En el entendido que dicha limitante únicamente es respecto de obras y/o construcciones nuevas; es decir, que si el proyecto denominado Tren Maya Fase 1 requiere rehabilitar y/o dar mantenimiento a vías férreas preexistentes, las autoridades responsables sí podrán ejecutar dicho proyecto».

La suspensión definitiva estará vigente durante todo el tiempo que tome el trámite del juicio de amparo, en el que se busca aclarar si la consulta a las comunidades fue suficiente e informada, y si hay vicios en la Autorización de Impacto Ambiental del proyecto, entre otros temas.

El Gobierno federal puede impugnar la suspensión definitiva mediante recurso de revisión ante un tribunal colegiado de circuito, que tomará varias semanas para resolver.

El Tribunal Colegiado en Materias del Trabajo y Administrativa, con sede en Mérida, que revisara la suspensión definitiva, ya había confirmado previamente la suspensión provisional otorgada por la jueza Domínguez, al declarar infundada una queja de Fonatur Tren Maya.

La suspensión afecta sobre todo al Tramo 3, y parcialmente al Tramo 4 del Tren Maya, cuyas obras para plataformas y vías férreas fueron adjudicados al consorcio GAMI Ingeniería y Construcciones Urales, y a ICA Constructora, respectivamente, por un total de casi 40 mil millones de pesos, IVA incluido.

El tramo 3 va de Calkiní, Campeche, a Izamal, Yucatán, pasando por Chocholá y Mérida, mientras que el 4 va de Izamal a Cancún.

Desde el pasado 2 de diciembre, el Juzgado Primero de Distrito en Campeche otorgó, en el amparo 592/2020, una suspensión provisional similar a la de Yucatán, que prohíbe obras nuevas para el Tren Maya en el Tramo 2, que va de Escárcega a Calkiní.

En ese caso, el juez aún no resuelve sobre la suspensión definitiva, y el Tribunal colegiado que revisa la suspensión provisional tampoco ha dictado sentencia.

 

Lamenta Fonatur decisión de juez

La decisión de un juez en Yucatán de suspender “obra nueva” en la construcción del Tren Maya fue calificada como “lamentable” por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), ya que detiene el desarrollo de la región sureste del país.

“Lamentamos que ciertos grupos interpongan amparos para detener la reactivación económica del sureste”, apuntó.

Esto, debido a que el martes por la noche se dio a conocer que el Juzgado Tercero de Distrito en el estado de Yucatán concedió una suspensión para la construcción de “obra nueva” del Tren Maya en los municipios de Mérida, Chocholá e Izamal.

“Hasta ahora el juzgado ha desconocido el cumplimiento a la ley ambiental del Tren Maya, en especial la obtención de una autorización en materia de impacto ambiental, por lo que estaremos en espera de que este juicio llegue a instancias más imparciales y con mayor conocimiento en el derecho ambiental”, expuso.

Por ello el Fonatur, organismo encargado de la construcción del proyecto, refirió que los juicios al Tren Maya ponen en juego la recuperación económica de Yucatán.

“Se calcula que el proyecto ha generado 36 mil 859 empleos solo en el proceso constructivo en la región. Sin embargo, se estima que si los juicios no retrasan la obra se habrían generado al menos el doble de empleos”, detalló.

Aclaró que la suspensión concedida en Yucatán no tiene efecto sobre la rehabilitación, mantenimiento ni modernización del derecho de vía existente, ni en la ejecución de estudios o tramitación de permisos.

“Las obras del Tren Maya continuarán con normalidad en las zonas de Yucatán donde aplica este supuesto, con el compromiso de seguir generando empleos y recuperación económica en el estado”, afirmó.

Related Post