Para proteger el ecosistema, monitorean a murciélagos en la Isla de Cozumel

148 0

La Fundación de Parques y Museos de Cozumel (FPMC) avanza en el monitoreo y estudio de las más de 20 especies de murciélagos que habitan en la Isla, lo que permite conocer sus hábitos, las zonas donde habitan y los servicios ecosistémicos que brindan para los seres humanos y la naturaleza, a través de la grabación acústica, mediante detectores ultrasónicos. Además, los audios captados son enviados a la primera Fonoteca Nacional de Murciélagos para ampliar la base de archivos.

El biólogo Rafael Chacón Díaz, director de Conservación y Educación Ambiental (CEA), informó que por el momento la FPMC, es la única institución que lleva a cabo el trabajo registro y estudio de los mamíferos aunado, que se estima que a nivel mundial brindan servicios ecosistémicos de hasta 2.1 millones de dólares, tomando en cuenta su valor como controladores de plagas, polinización y dispersión de semillas. Explicó que cada viernes el equipo de CEA realiza trabajos de vigilancia y se lleva por turnos entre el Parque Ecoturístico Punta Sur y las inmediaciones del Parador Turístico de la Zona Arqueológica San Gervasio.

 

Rafael Chacón informó que entre las técnicas utilizadas se encuentra el empleo de detectores ultrasónicos, a través  grabadoras instaladas en los árboles, que logran captar los sonidos que emiten los murciélagos durante el trabajo nocturno  y a través de un software especializado se pueden conocer el tipo de especies. Los audios son compartidos por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), lo que permite ampliar la base de datos de la primera Fonoteca Nacional de Murciélagos.

Al igual que para  la  investigación también se encuentra la captura de murciélagos en trampas de niebla, lo que permite ver el estado físico de las especies, las características morfológicas de cada espécimen y determinar a qué familia pertenece. El biólogo manifestó que ambas técnicas usadas  por el equipo de CEA se realizan siguiendo las instrucciones y recomendaciones emitidas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) y el Laboratorio de Ecología y Conservación de Vertebrados Terrestres, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Related Post