México contra deforestación; Se adhiere a declaratoria de Glasgow

120 0

La declaración es un compromiso de los líderes del mundo para trabajar de manera colectiva a fin de detener y revertir la pérdida de los bosques

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que México entregó formalmente su unión a la declaración de los líderes de Glasgow sobre bosques y uso de la tierra, lanzado en el seno de la COP26 en Glasgow, Reino Unido, para detener y revertir la pérdida de bosques y la degradación de la tierra para el año 2030, que fue firmada previamente por 105 líderes y que ya suma 124 países comprometidos.

“México entregó hoy (2 noviembre) su unión formal para la declaratoria de bosques y uso de la tierra que se dio en el marco de la 26ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se está llevando a cabo en Glasgow, Escocia, Reino Unido. Los 105 primeros países firmantes representan aproximadamente el 85% de los bosques del mundo”, detalló la SRE.

«A la vez de que promueve un desarrollo sostenible y una transformación rural inclusiva. La declaración la firmó México y continua abierta para que otros países la suscriban durante toda la duración de la COP26, que concluye el 12 de noviembre», detalló en un video subido a redes sociales la subsecretaría de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Martha Delgado, que encabeza a la delegación mexicana en Glaglow.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en México se reportan 212 mil hectáreas de bosques deforestadas al año. Además, existen 122 zonas críticas forestales por distintos ilícitos que se han identificado en 20 estados de la República, como tala clandestina, lavado de madera, extracción de madera sana, sobreexplotación de los recursos forestales, incumplimiento de programas de manejo, cambio de uso de suelo, incendios forestales provocados y delincuencia organizada.

COMPROMISO MUNDIAL

En un comunicado, la cancillería destacó que la declaración es un compromiso de los líderes del mundo para trabajar de manera colectiva a fin de detener y revertir la pérdida de los bosques y la degradación de la tierra para el 2030, a la vez de promover un desarrollo sostenible y promover una transformación rural inclusiva.

En el texto original de la declaratoria, los países firmantes se comprometen a lograr un equilibrio entre las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero y la eliminación de estos de la atmósfera.

«Reafirmamos nuestros respectivos compromisos con el uso sostenible de la tierra y con la conservación, protección, manejo sostenible y restauración de los bosques y otros ecosistemas terrestres», se lee en el texto redactado en Glaslow.

Igualmente les compromete a facilitar políticas de comercio y desarrollo, a nivel internacional y nacional que promuevan el desarrollo sostenible y la producción, así como el consumo sostenible de productos básicos que redunden en beneficio mutuo de los países y que no impulsen la deforestación y la degradación de la tierra.

La declaración también contempla conservar los bosques y otros ecosistemas terrestres, reducir la vulnerabilidad y construir resiliencia en áreas rurales, rediseñar políticas agrícolas y promover la seguridad alimentaria.

“Mayor paso” hacia la protección de los bosques

La iniciativa fue propuesta por el Gobierno del Reino Unido, que ha calificado de «éxito» el acuerdo ya que supone el «mayor paso» hacia la protección mundial de los bosques en una generación y porque destaca que se han comprometido más de un centenar de gobernantes.

El plan, presentado por el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, conmina a los más de cien líderes mundiales a detener y a revertir la perdida de bosque y la degradación de tierras en lo que queda de década. Esta propuesta estará respaldada por al menos 19,200 millones de euros de financiación pública y privada en todo el mundo. En concreto, se destinarán 12,000 millones de dólares de fondos públicos que aportarán 12 países y 7,200 millones de financiación privada, según las estimaciones británicas, hasta 2025.

Países como Canadá, los veintisiete de la Unión Europea, Colombia, República Democrática del Congo, Estados Unidos, Ecuador o Costa Rica firmaron también esta ‘Declaración de Líderes de Glasgow por los Bosques y el Uso de la Tierra’.

Los bosques absorben en torno a un tercio de las emisiones globales de CO2 procedentes de la quema de combustibles fósiles cada año, pero se están perdiendo a un ritmo alarmante. Según datos aportados por el Gobierno británico cada año se pierde un área de bosque equivalente del tamaño de 27 campos de fútbol cada minuto.

El primer ministro británico destacó que los bosques son «las catedrales de la naturaleza» y pulmones del planeta. Los bosques garantizan las comunidades locales, el suministro de alimentos y absorben el carbono que se emite a la atmósfera. «Son esenciales para nuestra propia existencia», dijo.

 

Related Post