México alcanzará autosuficiencia: Nahle

137 0

El gobierno federal enfatizó de nueva cuenta el compromiso de elevar a niveles históricos la refinación de crudo pesado en el país, terminando con las exportaciones sin importar los precios internacionales y dejando de lado el tratamiento del crudo ligero que aunque es menos de 5%, todavía se extrae para su refinación en el país.

Y es que Petróleos Mexicanos llegará a una capacidad de proceso de crudo de 2.520 millones de barriles entre 2023 y 2024, de la cual utilizará el 86%, es decir, 2 millones de barriles en sus seis refinerías.

Así lo expuso en la conferencia presidencial la titular de Energía, Rocío Nahle, quien detalló que dentro de la planeación con la que el Gobierno Federal está trabajado para cambiar la política energética del país y transformar y procesar el crudo nacional, destaca el Plan de Rehabilitación del Sistema Nacional de Refinación, que incluye las 6 refinerías que actualmente se tienen y se integra la refinería en Dos Bocas, un tren de aromáticos de Cangrejera y la refinería de Deer Park.

Al finalizar la administración, de la capacidad de 1.640 millones de barriles diarios las seis refinerías de Pemex procesarán 1.375 millones de barriles por día en conjunto, con lo que el uso de la capacidad será de 85.9%, partiendo de que hoy todavía se utiliza un promedio de 44.6% de la infraestructura instalada, según datos de Pemex al cierre de noviembre de 2021.

La refinería de Madero, en Tamaulipas, llegará a un proceso de crudo de 165,000 barriles por día, lo que implicará un uso de 86.8% de la capacidad, luego de que hoy usa apenas el 49.7% de los 190,000 barriles que tiene instalados.

Salamanca, en Guanajuato, pretende llegar a un proceso de 200,000 barriles diarios con un uso de 82% de su capacidad de 245,000 barriles. Este centro procesó en noviembre 94,667 barriles por día, usando únicamente el 38.6% de su capacidad.

En la refinería de Cadereyta, en Nuevo León, se pretende llegar a un proceso de 230,000 barriles por día, que implica un uso de 84% de la capacidad del centro registrada por 275,000 barriles. Con un proceso de 94,158 barriles por día, en noviembre pasado se usó el 34.2% de la capacidad de esta refinería.

El gobierno prometió además que la refinería de Minatitlán en Veracruz llegará a un volumen de proceso de crudo de 200,000 barriles diarios, utilizando 70% de su capacidad que es de 285,000 barriles por día. De ésta, se utilizó el 57.4% en noviembre de este año.

La refinería que surte al área con mayor demanda del país: la zona metropolitana del Valle de México, que es Tula, Hidalgo, llegará a un proceso de 290,000 barriles diarios, utilizando 92% de la capacidad de 315,000 barriles que tiene, y pasando de un uso de 45.4% que reportó en noviembre.

Finalmente la refinería más grande del país, que es Salina Cruz en Oaxaca, llegará a un volumen de 290,000 barriles diarios en el último semestre de este sexenio, con lo que usará 88% de su capacidad que es de 330,000 barriles por día. Este centro refinador reportó en noviembre un uso de 43.2 por ciento.

CONFIANZA EN REFINERÍA OLMECA

A sus compromisos, la titular de Energía y el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, añadieron que la nueva refinería de Dos Bocas, que arrancará operaciones en julio el próximo año según lo planeado, tendrá un uso de 100% de su capacidad de 340,000 barriles por día, y utilizará únicamente crudo Maya, que es del tipo más pesado que se extrae en México, con una altísima densidad frente a otros líquidos de alrededor de 22 grados según el American Petroleum Institute (API) y un alto contenido de azufre de 3.8%, lo que lo vuelve un tipo de crudo de refinación complicada y abarata el precio de la Mezcla de Exportación en los mercados.

Además, en la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador añadieron a sus compromisos la actividad de la refinería de Deer Park, con una capacidad similar a la de Dos Bocas de 340,000 barriles diarios, procesará 312,000 barriles por día, que es 92% de su capacidad, volumen ligeramente superior a los 300,000 barriles por día, que es 80% de su capacidad, que procesa hoy.

Por último, el centro petroquímico Cangrejera, en el conglomerado de Pemex en Veracruz, tendrá infraestructura completamente nueva para el proceso de 133,000 barriles por día de crudo tipo Istmo, de calidad ligera con 34 grados API.

Cabe resaltar que los planes del gobierno son pasar de la exportación actual de 1.019 millones de barriles diarios con que cerrará el 2021, a 435,000 barriles por día en 2022 y a cero en los dos años siguientes, decisión que podría ser muy criticada si los precios futuros del crudo se cumplen con el aumento en la demanda y se observan cotizaciones que llegan hasta 200 dólares por barril, como prevén algunos expertos.

Related Post