orquideas

32 especies de orquídeas temen la extinción en Bangladesh

101 0

De acuerdo con una investigación publicada en el International Journal of Ecology and Environmental Sciences, 32 especies de orquídeas nativas de Bangladesh ya no aparecen dentro de sus fronteras.

Hace más de 200 años, el botánico escocés William Roxburgh publicó Hortus Bengalensis, un libro grueso que cataloga cientos de plantas medicinales recolectadas en los jardines botánicos de la East India Company en Calcuta.

Entre los cientos de plantas que aparecen en las páginas del libro había una orquídea recolectada originalmente en la región de Chittagong, en lo que hoy es Bangladesh.

Identificada en ese momento como Cymbidium alatum, la orquídea ahora se conoce con el nombre taxonómico Theocostele alata.

Sin embargo, según informa Scientific American, ya no puedes encontrar esta especie de orquídea en Bangladesh. Nadie ha observado oficialmente a Theocostele alata desde que Roxburgh lo hizo en 1814.

Eso representa la extinción del 17% de las 187 especies de orquídeas conocidas en Bangladesh.

Los investigadores llaman a la pérdida «alarmante» debido a la singularidad ecológica de las flores y sus potenciales valores medicinales, hortícolas y ornamentales.

«Si esta tasa continúa, no habrá rastros de orquídeas en el futuro cercano», dice Mohammed Kamrul Huda, profesor de botánica en la Universidad de Chittagong y autor principal del estudio.

La familia de las orquídeas comprende aproximadamente 25 mil especies (algunas fuentes informan de 30 mil), por lo que resulta ser una de las familias con mayor riqueza específica entre las angiospermas.

Deforestación rápida en Bangladesh afecta orquídeas

Huda y sus colegas pasaron casi un cuarto de siglo, de 1996 a 2019, realizando investigaciones de campo en todo Bangladesh para catalogar las orquídeas existentes en el país y buscar especies descritas anteriormente.

Incluso buscaron en herbarios y colecciones privadas especies que no pudieron encontrar en la naturaleza, sin éxito.

El documento culpa a la destrucción del hábitat de la mayoría de las desapariciones, aunque es difícil determinar exactamente cuándo se extinguieron estas orquídeas en Bangladesh.

En la mayoría de los casos, la última observación oficial de una especie, como la planta descrita por Roxburgh, ocurrió hace más de un siglo.

Una especie llamada Anaectochilus roxburghii, que creció en hondonadas húmedas en los bordes de los bosques, se registró por última vez en 1830 cerca de Sylhet, una ciudad grande y culturalmente importante de Bangladesh.

Asimismo, Huda y el coautor del estudio, Ishrath Jahan, culpan a la «deforestación rápida» del área por la desaparición de la orquídea.

Otra especie, Habenaria viridifolia , creció en la región del Bajo Bengala y no se ha observado desde 1890.

Más de 1,500 especies de orquídeas aparecen actualmente en la Lista Roja de la UICN.

  • 195 son evaluadas como «en peligro crítico».
  • 349 como «en peligro».
  • 185 como «vulnerables a la extinción».
  • 74 como «casi amenazados».

Otras 212 especies aparecen en la Lista Roja como «deficientes en datos», lo que significa que no se conoce de manera detallada su situación en la naturaleza.

Eso es solo una fracción de las 30,000 especies de orquídeas estimadas en todo el mundo.

El documento expresa que se sabe que los coleccionistas pagan cientos de miles de dólares por orquídeas raras, comercio ya provocó la extinción de varias especies de orquídeas.

Nuevo descubrimiento sobre las orquídeas tras estudio

El estudio expresa que aunque el hábitat que estas orquídeas extintas necesitaban puede que ya no exista en Bangladesh, aún podría existir la esperanza para otras especies.

Por otro lado, Huda informó que a pesar de que las expediciones de campo no lograron encontrar esas 32 especies de orquídeas, les esperaban otras sorpresas.

«Redescubrimos algunas especies de orquídeas mientras hacíamos observaciones de campo», dijo. «Algunos de ellos se creían extintos por otros investigadores».

Y pocas de estas especies, como Acanthphippium sylhetense, la última vista en Bangladesh alrededor de 1880 o 1890, se han cultivado con éxito en otros países durante años.

Finalmente, muchas de estas especies tienen rangos históricos que se extienden más allá de Bangladesh a otros países y aún pueden existir allí.

(Con información de Scientific American)

Related Post