Fortalecer a la CFE “Es un asunto de seguridad nacional”

141 0

No se busca crear un monopolio sino proteger al país, afirmó sostuvo Manuel Bartlett en su participación en el Parlamento Abierto sobre la Reforma Eléctrica.

Fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), como propone la iniciativa de reforma constitucional enviada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, es un asunto de seguridad nacional y para garantizar el suministro de energía a la población, sostuvo Manuel Bartlett Díaz, director general de la empresa estatal, en un foro organizado por la Cámara de Diputados.

No se busca crear un monopolio, sino que “es un asunto de seguridad nacional, es proteger al país”, respondió el funcionario al planteamiento del líder de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), José Abugaber Andonie, de que el sector productivo requiere un abasto continuo y a un costo competitivo.

“La CFE es de todos, es de ustedes; no son los fondos de inversión los que van a salvar a las empresas, es la CFE”, respondió Bartlett Díaz.

Durante su participación en el Parlamento Abierto sobre la Reforma Eléctrica, el director general señaló que el rechazo de la propuesta dejará el sistema eléctrico nacional en manos de los grandes fondos globales de inversión, los cuales no tienen interés en garantizar un servicio público, sino obtener ganancias.

Expuso que la oposición a los cambios constitucionales está sostenida por grandes grupos empresariales, que se beneficiaron de la reforma del sexenio pasado, “que no quieren pagar por el servicio, quieren estar en un sistema mafioso para no pagar”.

Carlos Salazar Lomelí y Antonio del Valle Perochena, presidentes de los consejos Coordinador Empresarial (CCE) y Mexicano de Negocios (CMN) no asistieron, situación que fue resaltada por el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Rubén Moreira Valdez, para aclarar que no se hizo un linchamiento al líder de Concamin.

Ricardo Mota Palomino, director del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), advirtió que de no aprobarse las modificaciones al Estado mexicano le costará mucho dinero rescatar a la CFE.

Agregó que las figuras creadas por la reforma de 2013 —contratos de cobertura eléctrica, certificados de energía limpia y el Mercado Eléctrico Mayorista— son desiguales, pues el sector privado ha llegado a generar el 60.6 por ciento de electricidad.

Bartlett Díaz, señaló que el “sistema impuesto en el 2013, cuyo objetivo inocultable es el despojo, la desaparición programada de la CFE, beneficios ilimitados a empresas privadas extranjeras para su apoderamiento del Sistema Eléctrico Nacional”.

Adrián Olvera, director de Generación V de CFE, apuntó que las sociedades de autoabasto cuestan 10 mil millones de pesos al año a la empresa estatal, pues tienen despacho privilegiado, que no se sujeta a criterios de costos, y pagan menos porteo, a costa del resto de generadores.

Apuntó que las sociedades de autoabasto tienen 72 centrales que no se hacen cargo de su intermitencia y no participan con servicios conexos, es decir, almacenamiento.

VICIADA REFORMA DE PEÑA

Bartlett Díaz apuntó que la reforma de 2013 estaba viciada de inicio y no falló en su diseño ni en su implementación, porque “les salió muy bien. Les falló en que no ganaron las elecciones pasadas”.

Indicó que el sistema “impuesto” no es moderno, pues CFE no participó en igualdad de condiciones, sino que existían mecanismos para destruir sistemáticamente a la empresa estatal que fue “fracturada en subsidiarias y filiales” y ser un “trampolín de los intereses privados, a quienes subsidia de múltiples maneras”.

Destacó que las figuras de productores independientes (PIE) y sociedades de autoabasto, son “ejemplo de la injuria y simplificación grotesca de la reforma peñista”, porque se originaron en el salinismo y ahora violan la ley porque su sustento jurídico es nulo.

El 46 por ciento propuesto por la iniciativa de reforma cubre todos los contratos privados, señaló Bartlett Díaz, por lo que aseguró que el día que se aprueben los cambios el Estado a través de CFE asumirá el control sin que haya apagones de por medio.

Comentó que el mercado eléctrico vale 315 mil millones de dólares, mientras que la CFE vale 377 mil millones de dólares. Apuntó que los privados afirman haber invertido 44 mil millones de dólares, de los cuales 11 mil millones son propios y el resto de la banca de desarrollo y afores, pero han recuperado a la fecha 22 mil millones de dólares.

Más temprano Fabián Vázquez Ramírez, jefe de departamento de Mercado de Día en Adelante en la Subgerencia de Mercado de la CFE dijo que las tarifas de electricidad no han disminuido tras la implementación de la reforma de 2013 porque el modelo de despacho actual del país se encuentra bajo una teoría marginalista, en la cual se paga a todos los generadores privados altos precios por la energía a pesar de que se haya ofrecido al mas bajo costo.

 

Related Post