¿Cómo ahorrar energía en nuestro día con 5 sencillas acciones?

51 0

La reducción del uso de electricidad es una de las claves para poder cuidar el medio ambiente. En los distintos aspectos de la vida diaria es posible contribuir a esto de diversas maneras.

Lo principal es tener una actitud de ahorro. Esto es un impulso constante para buscar siempre más opciones de disminuir el consumo. Además, de esta manera se proyecta el compromiso ambiental hacia los demás, señalando las pérdidas o derroches de energía en el hogar, en el trabajo y en cualquier círculo social en que la persona se desenvuelva.

En el marco del Día Mundial de la Tierra, que se celebra cada 22 de abril, Los expertos de Indeco, empresa peruana especializada en soluciones de cableado y conexiones eléctricas, brindan algunas recomendaciones para disminuir el consumo de este recurso energético y de esta forma contribuir a la conservación del planeta.

1. Verificar el consumo de nuestro artefactos eléctricos:para empezar, se debe analizar detenidamente si es realmente necesario y determinar las características que más se ajustan a las necesidades del hogar, como el tamaño de una lavadora, por ejemplo. Luego, entre las opciones más convenientes darle preferencia a las que consumen menos energía. Hoy las normas nacionales e internacionales obligan a los fabricantes de equipos electrónicos a incluir en todos sus productos un etiquetado especial que indique el nivel de consumo del aparato.

2. Iluminación en el hogar o trabajo: el aporte más relevante va a ser disminuir el uso de luz artificial. A una adecuada distribución de los puntos de iluminación se puede sumar el aprovechar al máximo posible la luz natural. Luego, reducir el consumo por cada lámpara también será determinante, por eso, las mejores opciones son usar focos LED o ahorradores. Otro consejo, que tiene que ver más con los hábitos de convivencia, es evitar dejar las luces encendidas cuando no es necesario.

3. No abusar del aire acondicionado: Siempre que sea posible, es mejor evitar o reducir su uso y buscar una ventilación natural. En casos donde es muy necesario encenderlo, como en algunas empresas, se debe tener control de las ventanas y puertas abiertas, de manera que no se pierda el frío del ambiente y se fuerce más al equipo. Asimismo, el mantenimiento de este necesita realizarse correctamente en los plazos establecidos por el proveedor; y de preferencia, mantener la temperatura a no menos de 24 grados.

4. Fomentar su ahorro en el hogar: también se puede ahorrar energía en las tareas diarias en casa. En el uso de lavadoras y lavavajillas siempre será mejor utilizar la carga completa en el lavado, así también se disminuirá el uso agua. Por otro lado, si hay condiciones climáticas favorables, es mejor dejar secar la ropa al aire libre antes que usar una máquina secadora. Adicionalmente, se pueden tener algunos cuidados como no dejar abierta la puerta de la refrigeradora por mucho tiempo y no colocar en ella productos calientes.

5. No desperdiciar energía en el trabajo: especialmente en los administrativos se hace un uso prolongado de computadoras personales o de escritorio. Una forma de ahorrar energía es disminuir el brillo de la pantalla, lo que al mismo tiempo previene de sufrir alguna afección a la vista. De otro lado, es ideal apagar las computadoras si se va salir de la oficina por un tiempo considerable, en el almuerzo, por ejemplo. Otras opciones son dejar el equipo en modo suspensión, hibernación o con la pantalla apagada si no hubiera las funciones anteriores.

Related Post