Baker Hughes descartó conflicto de interés en “casa gris” de José Ramón López Beltrán

248 0

El vicepresidente para México y Latinoamérica de Baker Hughes, Bob Perez, ofreció una conferencia de prensa en la cual indicó que tras una investigación interna se descartó un conflicto de interés entre la compañía y José Ramón López Beltrán por el caso de la Casa gris.

Durante una conferencia de prensa que ofreció en las instalaciones de la Torre de Petróleos en la Ciudad de México, el directivo informó que la compañía nunca tuvo un trato directo con Petróleos Mexicanos (Pemex) ni con ningún funcionario del gobierno mexicano.

Además, indicó que para la auditoria interna se contrató al ente independiente McConnell Group, especialista en inteligencia corporativa, mismo que se dedicó a examinar contratos, actividades y relaciones de todos los integrantes de la compañía durante el tiempo del presunto delito; sin embargo, destacó que los resultados negaron alguna actividad ilícita.

“Les puedo decir que no encontramos ni un conflicto de interés ni nada irregular, (todo está) totalmente de acuerdo con las leyes mexicanas las prácticas de esta empresa”

Asimismo, se detuvo a explicar cuáles fueron los cargos que desempeñó Keith Schilling, el exdirectivo que presuntamente rentó la casa al matrimonio López-Adamas, durante su paso como ejecutivo. En primer lugar refirió que él se encontraba en el departamento de Norteamérica, en el cual no se encuentra México, debido a que el país pertenece a la zona latinoamericana.

En segundo, estableció que se desenvolvió como líder de ventas en los Estados Unidos (EEUU), por lo que, refirió, en ningún momento tuvo algún contacto con los negocios en México ni con ningún funcionario o empresario mexicano.

“(Keith Schilling) fue empleado de Baker Hughes durante 2016 y salió de la empresa en diciembre de 2019. Durante su tiempo en Hughes él trabajó para nuestro grupo de Norteamérica y Baker Hughes México no está bajo ese grupo, México está bajo el grupo de Latinoamérica”

Related Post