luciérnagas

Las luciérnagas, contaminación lumínica podría extinguirlas

161 0

Con los años han ido perdiendo su hábitat natural y el uso de pesticidas las ha dañado profundamente. Ahora, un estudio de la Universidad de Tuftsa, ha revelado que la luz artificial es otra grave amenaza para la especie.

Las luciérnagas son una especie de lampíridos, que tienen la capacidad de emitir luz. Viven principalmente en pantanos, áreas húmedas y sectores boscosos, lugares donde sus larvas tienen abundante comida. Asia y ciertas partes de América han sido su hogar, pero ahora podría estar en peligro.

Un estudio de la Universidad de Tufts (Estados Unidos) ha revelado que la contaminación lumínica podría afectar gravemente a estos insectos. La pérdida de su hábitat, el uso de pesticidas y ahora este tipo de contaminación, podrían extinguir a la especie.

En el mundo entero existen más de 2 mil especies de luciérnagas, de las que muchas hoy están siendo amenazadas.

Tomando los antecedentes, un equipo liderado por Sara Lewis, profesora de la Universidad de Tufts, asociada a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, realizó un estudio para evaluar las amenazas que enfrenta la supervivencia de algunas especies de luciérnagas locales.

Lewis ha explicado y ejemplificado las conclusiones del estudio, según informa CNN, a través de la luciérnaga de Malasia. Esta ha visto la exponencial pérdida de su hábitat, los manglares y plantas que lo contienen, porque se han convertido en plantaciones de aceite de palma y otras granjas.

Es un ejemplo claro y considerable. Ellas están perdiendo su hogar, cada vez tienen menos lugares a donde ir.

La luz artificial ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, incluso de noche.

Luces en las calles, en los hogares, en todas las ciudades, de día y de noche. Están haciendo un daño terrible.

“Además de alterar los biorritmos naturales, incluido el nuestro, la contaminación lumínica realmente arruina los rituales de apareamiento de las luciérnagas”.

La bioluminiscencia es la reacción química que les permite iluminarse, ocurre dentro de su cuerpo y con este panorama se les torna difícil lograrlo. Incluso las bombillas de tipo LED no han ayudado a resolver el problema, hacen el mismo daño que las corrientes.

Recientemente algunos científicos escribieron sobre el «apocalipsis silencioso» al que están enfrentándose los insectos en general. Cuestión de la que no están exentas las luciérnagas.

«El documento de la luciérnaga destacó el riesgo que representan los insecticidas, como los neonicotinoides, que se usan en Estados Unidos para las semillas de maíz y soja».

(Con información de La Verdad)

Related Post