Acusan firmas de Estados Unidos que México frena inversiones energéticas

530 0

Se han detenido proyectos de infraestructura de almacenamiento y en otros sectores por el retraso de las autoridades en la expedición de permisos, afirman

Michael J. Sommers, presidente de la única organización con carácter nacional estadounidense en materia energética, que aglutina a la industria del gas natural y combustibles petrolíferos en el vecino del norte, el American Petroleum Institute (API) aseguró la irregularidad e inconsistencia en la entrega de permisos por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a inversionistas del vecino del norte, así como la falta de atención del gobierno, han derivado en actos discriminatorios que a su vez violarían los compromisos del nuevo tratado de libre comercio, el United States Mexico Canada Agreement (T-MEC, por sus siglas en español),  que el país signó con Canadá y el vecino del norte.

En la misiva enviada el 11 de junio a instancias como los departamentos de Estado, Comercio y Energía estadounidenses, así como al Embajador Robert E. Ligththizer, Sommers denunció que las nuevas acciones en materia regulatoria son inconsistentes y constituyen actos de ilegalidad.

“Los inversionistas estadounidenses se enfrentan a dificultades cada vez mayores para obtener permisos para una variedad de actividades, incluidas estaciones nuevas o renombradas, instalaciones de almacenamiento de terceros, combustibles importados, terminales de líquidos y terminales de gas natural licuado”, expone el titular de la API.

Explicó también que las acciones de la actual administración energética contradicen el pacto de la nación México con el tratamiento no discriminatorio en el capítulo de empresas estatales y monopolios establecido en el 2018 entre México, Estados Unidos y Canadá.

En su denuncia incluye un apartado denominado “Ejemplos de discriminación contra las empresas miembro de API en México”, con casos puntuales de empresas estadounidenses que han tenido afectaciones por retrasos en el otorgamiento de permisos.

Por ejemplo, las empresas que realizan la comercialización minorista de gasolina y diesel en México enfrentan dificultades cada vez mayores para obtener la aprobación de permisos para estaciones minoristas de combustible nuevas o de nueva marca, ya que la CRE retrasa los procesos administrativos para permisos para transferir la propiedad legal que, según la regulación, se debe otorgar dentro de los 90 días. Asimismo, la CRE solicita información adicional para emitir los permisos, misma que no está establecida en la normativa, hasta el punto de negar dichos permisos a las empresas después de varios retrasos, según la denuncia.

En el mismo mercado de petrolíferos, el presidente de la API señaló que la Procuraduría Federal del Consumidor ha procedido con el cierre de bombas de estaciones de servicio a firmas estadounidenses por infracciones menores o inexistentes.

Las empresas estadounidenses que han adquirido participación en el mercado mexicano de petrolíferos son principalmente Exxon Mobil y Chevron, ambas, mediante su red de estaciones de servicio con marcas propias principalmente en el norte del país y entidades fronterizas, donde proyectaban alcanzar una participación de 10% de los mercados locales.

En el caso de Exxon Mobil, su comercialización se ha basado en el centro del país y el Bajío, ya que cuenta con su propia red ferroviaria que arrienda a Kansas City Southern para surtir con el combustible de sus refinerías en Texas a tres terminales de transvase que ha instalado en esta región del país.

En tanto, Chevron pertenece al conjunto de empresas que han firmado contratos de arrendamiento para el largo plazo en infraestructura de almacenamiento que se encuentra en construcción. Las empresas que realizarán estas actividades son también en su mayoría estadounidenses, entre las que destaca la filial de Sempra Energy, IEnova, que hasta el 2018 había anunciado proyectos simultáneos en al menos cinco ubicaciones distintas desde el Pacifico hasta el Golfo y norte del país, donde operará terminales de almacenamiento de gasolinas.

Finalmente, la refinadora más grande del vecino del norte Marathon Petroleum, se ha asentado en el norte del país, donde la empresa con que se fusionó recientemente, Tesoro, es la única que logró arrendar capacidad en los ductos de Pemex durante las temporadas abiertas de la pasada administración.

Related Post